Dos exempleados de Corpourabá condenados por defraudación de más de $2600 millones a esa entidad.

0
173

Luego de avalar el allanamiento a cargos de los procesados, el Juzgado Segundo Penal del Circuito de Apartadó (Antioquia), con funciones de conocimiento, sentenció a 21 años de prisión a Ameth Ríos Linares, excontador de la Corporación para el Desarrollo Sostenible de Urabá (Corpourabá), y a 11 años de cárcel a la extesorera de la misma entidad, Aracelly Alzate Aristizábal, por actos de corrupción.

Los procesados admitieron su responsabilidad en los delitos de concierto para delinquir, peculado por apropiación en provecho propio y falsedad ideológica en documento público.

De acuerdo con la investigación adelantada por la Fiscalía General de la Nación, entre los años 2009 y 2016, los dos sentenciados conformaron una organización criminal que se apropió indebidamente de dineros públicos por un valor de $2’648.228.219.

Los investigadores del CTI establecieron que se realizaron pagos y transferencias electrónicas a falsos proveedores y prestadores de servicios; también se falsificaron órdenes de servicio y se incurrió en una doble facturación. Los beneficiarios de los pagos irregulares fueron familiares y amigos de la extesorera Alzate Torres, quienes también fueron capturados y judicializados.

El próximo 19 de marzo, el mismo juez realizará la audiencia de lectura de fallo para sentenciar por los mismos delitos a Diana Cristina Pineda Valderrama, exjefe de presupuesto, y a Faris del Carmen Vergara Martínez, exsecretaria de la Subdirección Financiera de Corpourabá. Las procesadas hicieron devolución de 265 millones de pesos, representados en bienes inmuebles y dinero en efectivo.

Por los mimos hechos ya están capturadas y acusadas otras 9 personas. El proceso es adelantado por un fiscal de la Unidad de Delitos contra la Administración Pública de la Seccional Antioquia.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here