Fuerza Aérea transportó a niños beisbolistas de Medellín a Acandí.

Con el sueño de triunfar y ser reconocidos en el campo del béisbol, once niños entre los diez y doce años de edad fueron transportados en un avión de la Fuerza Aérea Colombiana para regresar a Acandí, su lugar de origen, con la satisfacción del deber cumplido.

Aproximadamente a las nueve de la noche el Comandante del Grupo de Combate recibió el requerimiento que enviaba la Alcaldía de este municipio ubicado en el extremo norte del departamento del Chocó, donde solicitaban el apoyo de Institución Aérea, para que estos pequeños quienes ya cumplían más de 10 días en Medellín pudieran regresar sanos y salvos.

Según dice el requerimiento “se encuentran literalmente varados, en la referida ciudad, toda vez, que el municipio de Acandí se encuentra en área de influencia de los vientos alisios del norte del mar Caribe y del Golfo de Urabá y en los últimos días por causa del periodo de verano, estos han incrementado el oleaje, por lo que se ha presentado un aumento atípico registrando inundaciones en las áreas aledañas a la playa lo cual obedece también al periodo de mareas altas, ante esta compleja situación por recomendación del comité municipal de gestión del riesgo, se declaró la alerta roja sobre toda la jurisdicción de nuestro litoral costero”, razón por la cual no era posible su desplazamiento por tierra ni por mar, con el único objetivo de preservar la vida de los pequeños.

A través del Departamento de Acción Integral se realiza las coordinaciones con el entrenador, se estudia la viabilidad del transporte, los medios y finalmente el Comandante del Comando Aéreo de Combate No.5, Coronel Jaime Andrés Betancur Londoño da el aval y autoriza la misión.

Como en todas las operaciones, se desarrollan siempre con seguridad, se planea el vuelo, se verifican las condiciones meteorológicas, la ruta, combustible y se da el briefing por parte de la tripulación a los pequeños pasajeros, quienes desde muy temprano llegaron al CACOM-5, ansiosos y expectantes de volar por primera vez en una aeronave de la Fuerza Aérea Colombiana.

Ingresaron al despacho, pesaron sus maletas cargadas de triunfos y el honor de haber representado al Chocó en el campeonato Pony Béisbol que se realizó en Medellín, abordaron el avión C-208 Caravan, algunos con miedo a las alturas, otros felices de saber que se reencontrarían nuevamente con sus familiares.

Un vuelo de 90 minutos aproximadamente a 10.500 pies de altura, por las ventanas, los futuros beisbolistas alcanzan a observar las playas, el mar y aplauden porque saben que en unos minutos llegarán a sus hogares.

El FAC 5055 aterriza en la pista 35 del aeropuerto Alcides Fernández de Acandí, hay tiempo para una fotografía con esas sonrisas gigantes y la tripulación a quienes agradecieron a una sola voz diciendo “gracias Fuerza Aérea”. Descienden de la aeronave e inmediatamente corren para recibir el abrazo de sus familiares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here