Veinte comunidades indígenas de Chocó se han desplazado por combates. A la zona no han llegado las ayudas humanitarias.

En tres meses, 20 comunidades indígenas en Chocó se han desplazado por enfrentamientos entre el ELN y el Clan del Golfo, aseguró la alcaldesa del Alto Baudó, Carmen Londoño Mosquera.

La mandataria local reiteró que el desarraigo no es nuevo, pues las comunidades no han podido regresar a sus territorios por pocas garantías de seguridad.

Entre tanto, la alcaldesa insistió que pese a que en junio emitieron una alerta temprana ante la Defensoría del Pueblo, no fue atendida y desde entonces esas familias indígenas abandonaron sus resguardos.

Hasta ahora, no han recibido ayudas humanitarias y esperan con urgencia la intervención de la Unidad de Víctimas, pues la mayoría de los afectos son niños, adultos mayores y mujeres en embarazo.

La alerta sobre el aumento de víctimas de desplazamiento en Chocó fue emitida por la ONU, en un informe en el que también denuncian el confinamiento de 680 personas que no contaron con los medio para salir de sus casas.
Por el momento, la atención de estas personas corre por cuenta de la administración municipal que podría solicitar en los próximos días el apoyo de la unidad de Víctimas para entregar ayudas humanitarias.

El secretario de Gobierno de Chocó, Antonio Machado, aseguró que en las últimas horas no se han reportado combates en la zona, y que hay presencia de las Fuerzas Militares.

Este no es el único caso de desarraigo que aqueja al departamento de Chocó, doce familias que salieron de Bojayá esperan una respuesta de la Unidad de Víctimas a la solicitud enviada por la Gobernación para gestionar las ayudas humanitarias que requieren en la comunidad.

Fuente: Sistema Integrado de Información.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here