Él es Roberto Mosquera Álvarez popular y cariñosamente conocido por todos en Riosucio como (Ratica).

#Ejemploaseguir

Sencillo, trabajador, honesto, buen hijo, buen amigo y muy servicial.

Si lo llamamos por su nombre de pila, Roberto Mosquera Álvarez, seguramente la mayoría de los habitantes de Riosucio no sabrán de quien se trata. Pero si al contrario hablamos de Ratica el joven Riosuceño que con una canasta recorre la cabecera municipal vendiendo empanadas, buñuelos, arepas de huevos y carimañolas que su fiel clientela acompaña con café tinto, café con leche o agua de panela con Jengibre, que según dicen sirve para sacar la frialdad.

Roberto Mosquera Álvarez, Ratica, Nació en el municipio de Riosucio en 1986, es hijo de Rosa Alicia Álvarez Becerra, es el sexto de ocho hermanos, y desde muy niño le ha gustado trabajar, para ayudar a su mama y comprarse sus cosas. Así creció, trabajando en cualquier chamba que saliera, preferiblemente descargando las mercancías que las lanchas transportaban de Cartagena y turbo para los Willians, reconocidos comerciantes del municipio o cualquier otro que necesitara de sus servicios.
Terminó su bachillerato en la jornada nocturna en el liceo Saulo Sánchez Córdoba.
Tiene una relación sentimental con Rosa Irene cabrera bailarin y tiene a su cargo 7 hijos.
Los Días de RATICA inician antes de salir el sol, después de recoger el surtido de los fritos donde el señor Gil Hernández González, se mueve por el puerto oficial donde los viajeros lo esperan para no viajar en ayunas, luego hace recorridos junto a sus ayudantes hasta donde se le acaba el surtido que no alcanza a las 10 de la mañana en un día de venta regular.

Después de liquidar la venta del día, queda libre para meterle el hombro a lo que salga, acarreos, domicilios, pero eso si cuando el trabajo le da tregua se hecha su jugadita de fútbol donde se destaca como volante o defensor.
Con tan pocas oportunidades laborales que hay en Riosucio sobre todo para los Jóvenes Roberto Mosquera Álvarez, Ratica, ha sabido sacarle provecho a su don de rebusque y alejado de las tentaciones trabaja duro, con humildad y honradez para sacar adelante a su familia. Es buen amigo y según sus ganancias le da hasta para ofrecer créditos de empanadas y tintos a algunos de sus clientes y aunque algunos de ellos se olvidad Ratica cuenta con un librito para recordarles.
De todas maneras, si requiere de sus servicios, si le provoca en la mañana una empanada, buñuelo, arepa de huevos o carimañolas, o por el contrario necesita movilizar cargas o hacer trasteos lo puedes contactar al cel. 314 556 4485.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here