CEREMONIA DE GRADUACIÓN CON ENFOQUE DIFERENCIAL EN EL HOGAR INFANTIL CARLOS LWANGA DEL MUNICIPIO DEL BAJO BAUDÓ.

0
49

La Fundación Serranía Colombia clausuró el año lectivo en sus diferentes centros de atención en los municipios del departamento del Chocó.

Los niños y las niñas de esta comunidad dieron ejemplo de humildad y sencillez, que, sin usar togas, sacos, corbatas y corbatines, se puede hacer un acto de gran impacto.

Destacamos la ceremonia de graduación de los grados en el Hogar Infantil Carlos Lwanga con enfoque diferencial, ubicado en la zona sur, comunidad de Pitalito, donde niños, niñas, padres de familia, funcionarios de la Fundación y demás miembros de la comunidad, que se contagiaron con la calidad del evento programado y articulado entre las partes.

Para los habitantes de esta comunidad, una actividad como esta es sagrada, la celebración fue de alto nivel.

Planificación de la actividad.

Los hermanos Indígenas planifican todos los procesos que se desarrollaron durante el año, iniciando con la calificación de todos los prestadores de servicios en sus comunidades, consistentes en el comportamiento del talento humano, trabajo con los niños y niñas, alimentación y otros, donde la Fundación Serranía Colombia obtuvo excelentes resultados por la prestación de sus buenos servicios.

Así fue la graduación.

La graduación gira en torno a toda la cultura indígena de la zona, los adornos y demás fue planificada por ellos, en su mayoría todo lo que se utilizó, fue con material de la región, de igual forma prepararon un suculento almuerzo, tomaron chicha de maíz, ritos y el tradicional baile Kumadé, consistente en bailar y danzar alrededor de unos galones de Chicha.

Entre sus manifestaciones culturales prepararon cantos en su lengua y un traductor se encargaba de darles a conocer que expresaban.

El talento humano de la Fundación Serranía en esta parte, estuvo conformado por; La Coordinadora – Yensi Mosquera Benítez, Enny Rentería – Psicosocial, Edith Magnolia Mosquera – Enfermera y las Docentes; Herlinda Rentería, ilda Guático y Fraisy Córdoba, quienes antes de llegar a la comunidad habían articulado que todo correría adaptado a la cultura indígena, las funcionarias les tocó utilizar parumas y accesorios como collares, aretes y demás adornos, de igual forma se pintaron algunas partes de sus cuerpos para estar a la par de ellos, como se puede observar en las imágenes, quedaron tan chéveres que la diferencia no es mucha, jejejeje.

Los Líderes de la comunidad manifestaron que se sienten bien con la prestación de servicios que viene ofreciendo la Fundación Serranía Colombia en sus comunidades, enfatizaron que por primera vez una entidad se preocupa por ellos y les brinda tanta satisfacción y confianza.

Finalmente, las palabras fueron de gratitud para todo el talento humano de la Fundación Serranía por tan excelentes servicios y compromiso empeñado en general por los niños y niñas, esperan que esta Organización siga operando los programas en sus comunidades.

Los niños y las niñas de esta comunidad dieron ejemplo de humildad y sencillez, que, sin usar togas, sacos, corbatas y corbatines, se puede hacer un acto de gran impacto.

Por su parte el Presidente de la Fundación; Digno Efraín Mosquera Ibargüen, agradeció a la comunidad de Pitalito por su excelente organización y la calificación que le dan a los funcionarios y a la entidad en general.
“Esto nos llena de orgullo y crece el compromiso de seguir trabajando por nuestros niñas y niñas de Colombia, al igual que el rescate de la cultura y la tradición de los pueblos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí