Urge Plan de manejo y salvaguardia para el patrimonio religioso y arqueológico de Nóvita.

0
242

Joyas de la colonia conserva la Iglesia de San Jerónimo de Nóvita.

Luego de la abolición de la esclavitud el pueblo fue trasladado de Novita Viejo a Nóvita, desde 1543 existió iglesia en esta región y fue objeto de importantes donaciones en enseres y elementos religiosos, en 1884 fue trasladada la población e iniciada la construcción de la iglesia, decoradas con ornamentos en oro y plata y además repasaron parte de las reliquias de la iglesia de Nóvita Vieja como un altar de plata martillada, custodia , cádiz y coronas, Rosario y Cordón de oro, además de alhajas que adornaba la imagen de la virgen.

Entre 1925 a 1933 los fieles de esta iglesia se preocuparon por renovar el templo el techo, sus bases y columnas, arcos etc. trabajos que fueron dirigidos por el maestro Nicasio Rivas.

Desde hace más de una década líderes locales, cultores, iglesia han trabajado por la recuperación y custodia de estos elementos y del patrimonio arqueológico que oculta el antiguo Real de Minas de San Francisco de Nóvita , en espera de que las políticas públicas culturales de salvaguardia de este tipo de patrimonios apoyen el propósito de una intervención arqueológica y constitución de un museo que preserve y dinamice estas memorias de la época colonial.

Nóvita es la madre del Chocó negro, el epicentro desde donde salió a desperdigarse por el territorio el mayor número de familias que llevaban en su equipaje la marca de cientos de años de esclavitud y que heredaron el apellido de sus amos: Palacios, Moreno, Perea, Caicedo, Hurtado, Mosquera, entre otros…la importancia que tuvo hasta mediados del siglo XIX está reflejada en que su nombre figure en los principales mapas, después la decadencia trajo tal olvido que hasta los mapas la olvidaron (González, 1997:11)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here