En Urabá, la Unidad para las Víctimas ha entregado cerca de $1.600 millones en Atención Humanitaria.

0
191

La Atención Humanitaria de transición se entrega a personas víctimas de desplazamiento forzado, que presentaron declaración hace más de un año y aún presentan carencias que hacen necesario y urgente garantizar su derecho a la subsistencia mínima. Esta es una medida de asistencia dirigida a mitigar los componentes de alojamiento temporal y alimentación.
En lo corrido de 2019 la dirección territorial Urabá Darién de la Unidad para las Víctimas ha entregado en ayudas de atención humanitaria de transición para víctimas de desplazamiento forzado, alrededor de $1.600 millones, los cuales ha venido recibiendo la población víctima en los diferentes municipios de la subregión a través del Banco Agrario, entidad que dispone la logística necesaria para hacer efectivos estos pagos.

“Este ha sido un trabajo continuo que se ha venido haciendo de manera coordinada para facilitar el acceso de las víctimas a la atención humanitaria. Cabe anotar que la pasada vigencia (2018) se entregaron 51.083 giros a población víctima de desplazamiento, la idea es seguir facilitando desde todos los mecanismos que tenemos, esta ayuda, ante todo, a quien más lo necesite”, precisó, Elizabeth Granada Ríos, directora de la Unidad para las Víctimas Urabá-Darién.

Estos giros son notificados mediante los diferentes canales de atención presenciales como los puntos de atención, centro regional y no presenciales como la plataforma Unidad en línea, mensajes de texto al código 87305, o líneas de atención gratuita 018000911119 que le permiten, solicitar, consultar y verificar el turno correspondiente de la atención humanitaria desde teléfono fijo y móvil.

Teniendo en cuenta que estas ayudas se disponen por un tiempo de 30 días y se entregan de acuerdo con las capacidades logísticas y estrategias masivas del banco, denominadas cajas extendidas, específicamente en aquellos municipios donde no existe Banco Agrario.

Siempre se recomienda a la población víctima, que antes de ir al Banco, acudan al Centro Regional de Atención y Reparación Integral a las Víctimas (Crav) o a los puntos de atención de los municipios, a verificar si su número de cédula está en la lista de entregas programadas, o revisan los mensajes de notificación que envía la Unidad al celular.

Una vez la persona confirme que se encuentra en la base de datos de los beneficiarios, puede acudir a las sucursales de esta entidad bancaria con el documento original de identificación –no sirve la contraseña- y una copia de este ampliada al 150%, en la cual se relacionen datos personales como dirección y teléfono.

La Unidad hace uso de las nuevas tecnologías para optimizar estos procesos para de manera sencilla y práctica garantizar el acceso a la información y descongestionar los Centros Regionales que reportan grandes afluencias de víctimas, facilitando los trámites, sin intermediarios y gratuitos. No es necesario que las personas acudan un día anterior al Banco, ni que amanezcan haciendo fila. La entrega está garantizada durante la respectiva jornada.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here