En Chocó, vías y obras fluviales mejoran la calidad de vida.

0
196

Malecón de Quibdó beneficia a 125.000 personas y conecta a poblaciones que solo tienen como acceso las cuencas hidrográficas.

Mejorar las condiciones de vida, permitiendo el acceso a la salud, educación y empleo, además de abrir un puente de comunicación con el resto del país, son los principales beneficios de los proyectos de infraestructura vial que ejecuta el Instituto Nacional de Vías (Invías) en el departamento del Chocó, para derrotar la exclusión y reducir las brechas sociales.

Con este objetivo se desarrollan obras que buscan la conectividad entre el Chocó con los departamentos de Antioquia y Risaralda para lograr una comunicación más expedita con el centro del país.

Entre los proyectos importantes que se llevan a cabo en el departamento se destacan la Transversal del Pacífico, donde actualmente se pavimentan 20 kilómetros, entre Ánimas y Pueblo Rico, y otros 13 kilómetros entre el sector de El Tabor y Guarato.

De esta manera se facilita no solo la comunicación con Risaralda sino el acceso a los centros de atención hospitalarios y educativos. Además, se abren oportunidades de comercialización de productos locales como pescado, carbón, borojó, plátano y yuca, entre otros, aparte de los beneficios de conectividad para los municipios de La Virginia, Apia, Pueblo Rico, Tadó y Ánimas.

En este corredor el Invías finalizó también la pavimentación de 160 kilómetros y la construcción de 2 puentes entre Tadó y Santa Cecilia.

El otro proyecto de gran impacto es la Transversal Quibdó –Medellín, donde actualmente se ejecutan obras de pavimentación en 3 frentes.

El primero, en el sector Quibdó-El Dieciocho, donde se ejecutan 8 kilómetros y se construye un puente; en el segundo sector El Dieciocho-El Doce se intervienen 23,3 kilómetros, y en el tercer tramo, El Siete-El Doce 10,7 kilómetros.

Gracias a estos trabajos, el tiempo de viaje entre Quibdó y Medellín pasará de 8 a 4 horas, lo cual contribuye a la disminución en los costos de producción y facilita la expansión comercial de la región.

En el área fluvial, actualmente se construye en la capital chocoana el Malecón de Quibdó, con el que se articula el casco urbano de la ciudad con los demás ejes comerciales, fluviales y turísticos de la cuenca del río Atrato.

Esta obra beneficia a cerca de 125.000 personas y conecta, entre otros, a las poblaciones de Bojayá, Carmen del Darién, Riosucio Unguía, Ánimas e Istmina, que solo tienen como acceso las cuencas hidrográficas.

Finalmente, el Invías culminará el 13 de diciembre próximo los estudios y diseños de la vía Nóvita-Cartago, con los que se espera integrar los municipios más apartados del Pacífico con el centro de la nación.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here