Taller de resolución de conflictos en la subregión pacífico norte chocoana.

0
161

En el corregimiento de Punta Huina, Chocó, delegados de mesas de participación de víctimas de tres municipios de la costa pacífica norte, asistieron al taller básico de resolución de conflictos, mediante la fuerza de la verdad y la no violencia.

Un total de 45 delegados de las mesas de víctimas de los tres municipios que conforman la subregión pacífico norte del Chocó (Nuquí, Bahía Solano y Juradó), se dieron cita en el corregimiento de Punta Huina, jurisdicción de Bahía Solano, para participar en un taller de resolución de conflictos organizado por la Unidad para las Víctimas.

El evento estuvo encabezado por Marleny Orjuela Ortiz, de la subdirección de Participación de la Unidad para las Víctimas, la alcaldesa del municipio de Bahía Solano, Harlem Liliana Ortiz y por el tallerista Luis Javier Restrepo Botero, se desarrolló con una intensidad horaria de 48 horas.

“Este taller es basado en la filosofía, de la no violencia, la razón por la que me enfoco en ello es porque las víctimas han tenido conflicto entre ellos, no están unificados y no solo esta dinámica los empodera sino que también les da un sentido de sanación y que acepten su situación”, destacó Luis Alfonso Botero.

La fuerza de la verdad – No Violencia, consiste básicamente en enseñarle a la gente, en este caso a las víctimas, a resolver los conflictos de una manera adecuada, la no violencia enseña que cuando un ser humano se siente agredido su forma de responder con no violencia diluye el conflicto.

Aida Lenis Palacios, integrante de la Mesa Municipal de Víctimas de Nuquí señaló que “me parece importante asistir al taller porque es algo enriquecedor, el tema de la no violencia, es algo muy difícil, es duro perdonar a los que en algún momento nos hicieron daño”.

Por su parte María de la Cruz Palacios Pretel, funcionaria de la Unidad para las Victimas Territorial Chocó, indicó que “las mesas de víctimas permiten tener una integración e intercambio de experiencias que conllevan a las víctimas a que aprendan a expresar su dolor y sanar heridas”.

De igual forma, Idelfonso Murillo Ibarra, integrante de la mesa de Nuquí, encontró en el taller una excelente formación: “Recomendaría a muchas víctimas, participar de este taller, somos muchas las que no tenemos conocimiento, hay personas que no han podido sanar lo que les pasó”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here