En Chocó, Unidad de Víctimas realizó jornada de identificación de daños en los Resguardos Indígenas Chidima y Pescadito.

En esta jornada, profesionales de la Unidad para las Víctimas identificaron los daños sufridos en estos resguardos indígenas como consecuencia de la vulneración de derechos colectivos o violaciones graves y manifiestas a los Derechos Humanos, en el marco del conflicto armado.

Durante una jornada de cinco días, profesionales de la Unidad para las Víctimas en la territorial Urabá Darién, mediante las herramientas establecidas en la ruta de reparación colectiva étnica, identificaron las afectaciones colectivas ocasionadas por el conflicto armado en los resguardos indígenas de Chidima y Pescadito, ubicados en el municipio de Acandí, Chocó, cerca de la frontera con Panamá.

Elizabeth Granada Ríos, directora de la Territorial Urabá Darién indicó que el daño colectivo se refiere a las afectaciones o el impacto negativo sobre alguno o varios aspectos de las comunidades, en este caso indígenas, así como los daños provocados a su tradiciones y costumbres, a su territorio, y en general las diferentes formas de violencia ejercida por los actores armados al margen de la ley.

En el caso de Chidima y Pescadito, estos acompañamientos previos que se han realizado, son necesarios para orientarlos a la construcción conjunta del plan de reparación colectiva siguiendo los protocolos en la ruta étnica y teniendo en cuenta lo establecido en los decretos étnicos, en este caso el Decreto Ley 4633 del 2011, aplicable para los pueblos indígenas.

Con esta jordana, se culmina el diagnóstico del daño, necesario para la proyección, con el colectivo, de las medidas requeridas para el resarcimiento del mismo y en la consolidación del plan.

“En medio de tantas dificultades, de estos resguardos, ellos no han perdido la fe, y ven en el proceso de reparación colectiva, una oportunidad para cambiar la realidad actual que están viviendo, que le aporte al rescate de sus costumbres y sus formas de producción” agregó la directora.

Estos colectivos étnicos como los no étnicos, avanzarán en el proceso de acuerdo con los daños percibidos, los cuales requerirán la construcción del plan de reparación colectiva, con componentes simbólicos, tangibles, políticos, que permitan su resarcimiento, mediante la no repetición, la restitución, la rehabilitación, satisfacción, indemnización, medidas que requieren de la articulación con otras entidades estatales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here