A la cárcel presunta responsable del homicidio de docente universitaria del Chocó.

Por la muerte de Idalia Rentería Palacios, ingeniera ambiental y docente de la Universidad Tecnológica del Chocó, el Juzgado 28 Penal Municipal de Medellín (Antioquia), con funciones de control de garantías, acogió la solicitud de la Fiscalía General de la Nación e impuso medida de aseguramiento en centro carcelario en contra Kelly Yohana Arboleda Chaverra, de 27 años de edad, amiga de la hoy occisa.

Los hechos investigados ocurrieron a las 9 de la noche del 15 de febrero de la presente anualidad, cuando la docente fue baleada dentro de un vehículo tipo taxi en el barrio El Congolo del municipio de Bello (Antioquia).

De acuerdo con la investigación adelantada por la Fiscalía, Kelly Arboleda Chaverra citó a la profesora universitaria a una casa en el sector El Congolo, lugar que horas antes de los hechos le confirmó por mensajería instantánea y donde  le entregaría $350.000 de una deuda que tenía pendiente; pero una cuadra antes de llegar al sitio fue abordada por dos hombres en una moto, quienes le propinaron varios impactos de bala.

En la información obtenida de manera preliminar por los investigadores, la victimaria le debía más de 22 millones de pesos a Rentería Palacios por unos negocios de préstamo de dinero, que tenían las dos mujeres.

Según algunos familiares y testigos, Arboleda Chaverra estaba en la ciudad de Quibdó el día y la hora en que supuestamente se iba a encontrar con la víctima, incluso, acudió a la casa de los familiares a darles el sentido pésame por la muerte de la docente.

Durante las labores investigativas se pudo establecer que la victimaria le había preguntado a su amiga Rentería Palacio cómo estaba vestida y le había pedido una fotografía para ver la ropa que llevaba puesta, imagen que la víctima envió sin oposición.

Para la fecha de los hechos, Rentería Palacios se encontraba en la ciudad realizando un doctorado en una universidad de la capital antioqueña.

La procesada no aceptó los cargos imputados por la Fiscalía por los delitos de homicidio agravado y porte ilegal de armas de fuego.

La defensa apeló la decisión de primera instancia ante los jueces penales del circuito de Medellín.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here