RÁPIDA ATENCIÓN DE LA FUERZA PÚBLICA EN LLORÓ, BUSCA PREVENIR EL DESPLAZAMIENTO DE COMUNIDADES RURALES.

Por primera vez, la Fuerza de Tarea Conjunta Titán, a través de sus elementos de Armada y Ejército, estará vigilando constantemente los ríos Atrato, Andágueda y Capá en el municipio de Lloró.  Así se decidió en un Consejo de seguridad convocado por el alcalde Heneil Correa Rentería, luego de que miembros de las comunidades afros e indígenas de la zona rural de este municipio, denunciaran la presencia de grupos armados organizados en el territorio.  
Las quejas fueron recibidas a través del Personero municipal de Lloró y la Inspectora de Policía, quienes advirtieron el confinamiento de más 42 familias de las comunidades Mindó, Currumpá, Currumpacito y Chirriquí, debido a recientes enfrentamientos entre grupos al margen de la Ley.  
De inmediato, el comandante de la Décima Quinta Brigada, Coronel Omar Castillo Aldana, visitó el municipio de Lloró, acompañado del comandante de Policía Chocó, Coronel John Milton Arévalo, para establecer estrategias que fortalezcan el trabajo interinstitucional que sus hombres ya vienen realizando desde el año pasado, cuando más de 180 familias que se habían desplazado de Boraudó, retornaron de manera rápida y segura a sus hogares.  
El Consejo de Seguridad apuntó principalmente a la protección de la vida de los pobladores, evitar su desplazamiento, garantizar su seguridad, logrando alejar de la zona mediante resultados visibles a cualquier grupo armado organizado o sistema de amenaza permanente. Según el alcalde Heneil Correa, la administración municipal no cuenta con la capacidad necesaria para atender una situación de desplazamiento masivo, es por eso que a través de herramientas legales, facilitará el trabajo de la Fuerza de Tarea, en operaciones de interdicción, control y vigilancia de los ríos que rodean el municipio de Lloró, con requisas y retenes permanentes, hasta la restricción del flujo embarcaciones fluviales y víveres.  
De igual manera, el Gaula Militar Chocó, estará realizando una fuerte campaña de prevención contra la extorsión y el secuestro, para que comerciantes, lancheros y población en general, no se dejen amedrentar por delincuentes y denuncien cualquier caso de amenaza en su contra. De esta manera, podrán ser judicializados y privados de la libertad de manera efectiva.
La Séptima División del Ejército y sus unidades agregadas y orgánicas, invitan a toda la comunidad a denunciar cualquier hecho o situación que pueda alterar el orden público, o si es víctima de extorsión, en la línea gratuita 147.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here