Bombardeos afectan comunidades en Territorio Colectivo de Jiguamiandó.

0

En la noche del jueves 6 de diciembre la Zona Humanitaria de Nueva Esperanza y las comunidades de Bella Flor Remacho y Bijao, Territorio Colectivo de Jiguamiandó, fueron afectadas por una serie de bombardeos por parte de las Fuerzas Militares.

Hacia las 9:00 p.m., aviones y helicópteros sobrevolaron la zona aguas abajo del Río Jiguamiandó a 5 minutos en bote de la comunidad de Nueva Esperanza.

Aproximadamente a las 9:35 p.m., bombardearon terrenos contiguos de la Zona Humanitaria Nueva Esperanza destinados para siembras de pan coger.

Hasta la 1:20 a.m. rafaguearon, cuando pasó un avión tirando bengalas sobre las zonas afectadas, que siguió rondando por 40 minutos.

En verificación realizada el día viernes 7 de diciembre se observaron nueve cráteres dejados por el bombardeo de la noche anterior, lugar donde no sé encontraron a los miembros del ejercito que verificaban la zona.

La comunidad tuvo que salir, sin saber que Brigada había organizado los ataques o el objetivo, pues encontraron minas que el mismo ejercito planto en su camino.

Si bien, el Bombardeo fue a 1500 metros de la Zona Humanitaria, en este sector se ubican las fincas de producción de pan coger de cuatro familias.

Allí se verificó que una persona sufrió una lesión auditiva y un niño que fue arrojado del tambo en el que dormía por la onda expansiva de una de las bombas.

Adicionalmente se reeditaron situaciones de fractura emocional vividas en el pasado por hechos similares ocurridos desde 1996; lo que indica que hay una situación permanente de zozobra y temores fundados de la población.

Estás familias denuncian que los ametrallamientos cayeron a escasos metros de sus viviendas. Mientras que dentro de la Zona Humanitaria se encontraron casquillos y abrazaderas, algunas al caer perforaron el techo de viviendas.

Si bien desde el Ministerio de Defensa se mencionó que la operación se desarrolló con un blanco determinado y no se afectó la población civil, incluso cuando se desplegó muy cerca de la Zona Humanitaria, lo cierto es que se desconoce al momento cuál era el objetivo o si se obtuvo resultado alguno de tan aterradora operación.

Bogotá D.C., 8 de diciembre de 2018

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

No hay comentarios

Dejar respuesta