Comunidades indígenas de Unguía – Chocó reciben dotaciones como medida de reparación colectiva.

0

Entre el 13 al 15 de agosto se entregará inmobiliario y dotaciones a los sujetos de reparación colectiva Cuti, Tanela y Eyákera. Son 15 las medidas que se materializarán en estos tres resguardos, en el marco del proceso de reparación colectiva que vienen desarrollando de manera concertada la comunidad y la Unidad para las Víctimas, desde el 2013.

Durante las entregas, se llevará a cabo una minga, práctica ancestral que los convoca en comunidad, y que se había visto interrumpida por causa del conflicto armado.

Las medidas de restitución están representadas en las dotaciones que recibirán, máquinas, implementos deportivos y tecnológicos, fortalecimiento de escenarios para los jóvenes y la infancia, así como facilidades para el manejo de la materia prima con el fin de elaborar productos autóctonos.

Los primeros acercamientos, casi simultáneos con estos territorios ancestrales constituidos en tres resguardos, se iniciaron en el año 2013, cuando la Unidad para las Víctimas se acercó a los pobladores y autoridades del resguardo Cuti, para identificarlos como posible Sujeto de Reparación Colectiva.

Asimismo, se facilitaron los espacios para fijar el acta de voluntariedad, mediante la cual los pobladores accedieron a vincularse al proceso de Reparación Colectiva. En el 2015 fueron incluidos en el Registro Único de Víctimas como sujeto de reparación colectiva. En el 2016 se instaló la consulta previa, con lo cual se identificaron los daños causados por los actores armados.

Ya en el año 2017, en Unguía, Chocó, se concertaron con cada resguardo las metodologías y presupuestos para la Formulación del Plan Integral de Reparación Colectiva.

“En esta dirección territorial de la Unidad, son los primeros sujetos de reparación colectiva étnica que cuentan con plan aprobado; en diciembre de 2017 se llevó a cabo la protocolización del mismo, lo que indica que se cumplieron todas las fases previas para llegar a su aprobación y ejecución, que ya se refleja en las medidas

que se van a entregar”, manifestó, Elizabeth Granada Ríos, directora territorial en Urabá Darién de la Unidad para las Víctimas.

Esta territorial continuará fortaleciendo las acciones para la implementación de la totalidad de los planes de reparación colectiva, con enfoque diferencial, teniendo en cuenta que el conflicto afectó de manera indiscriminada a comunidades con arraigos y costumbres distintas.

Estas dotaciones se entregaran al colectivo que, mediante sus formas organizativas, garantizará el aprovechamiento de estos implementos canalizados a través del Banco Mundial con recursos de cooperantes.

No hay comentarios

Dejar respuesta