En Riosucio, Continúan Esperando la Construcción del Hospital.

0

Cuando llueve los asistentes al centro de salud tienen que buscar donde refugiarse de la lluvia.

La comunidad Riosuceña, continúa esperando que se construya el tan anhelado hospital o se intervenga el único centro de salud que existe en la localidad, esto debido al mal estado en que se encuentra.
Una vez más los habitantes de esta localidad hicieron pública una denuncia del deplorable estado en que se encuentra el centro de salud, ya que hace varios años continúan esperando que se construya el trinado hospital o que en su efecto se realice la intervención de dicho centro sin que hasta la fecha se haya logrado nada. “Ninguna autoridad nos ha ayudado, hemos intentado dirigirnos directamente al Ministerio de Salud, porque hemos acudido a los entes de control y vigilancia, como la Personería y la Defensoría del Pueblo, y ni a ellos les atienden”, afirma un líder cívico del municipio.
“Son vagas las respuestas que nos dan, sin una explicación lógica, no nos dan una respuesta contundente que nos dé tranquilidad. Nos preocupa la salud de la comunidad, porque este es un Centro de salud de vital importancia, porque abarca una población superior a los 28.000 mil habitantes, sostiene MILTON MOYA MENA, Habitante de la localidad.
Pese a varias visitas y grandes esfuerzos de la defensoría del pueblo, algunas ONG, la ONU, la mesa de salud, los pobladores del municipio de Riosucio continúan sus súplicas por un hospital digno ya que los alrededores, los baños, paredes, pasillos, camillas y cuartos del único centro de salud de la localidad reflejan los males que aquejan a un municipio pobre y abandonado.
Al centro de salud Juan Bautista Luna, llegan las personas con múltiples enfermedades, con la esperanza de obtener una atención digna sin embargo el inadecuado estado de estas infraestructura y la carencia de herramientas para prestar un optimo servicio dificultan la labor de los médicos y enfermeras que trabajan, como algunos de ellos lo dicen, “con las uñas”.
En este centro de salud, hay paredes que se las come la humedad, algunos baños no prestan un óptimo servicio, esto sin contar que sus camillas tiene la edad de matusalén, en definitiva no es un lugar en el que las personas logren sentirse bien.
Hablemos de las épocas de inundaciones en las cuales a los Riosuceños les ha tocado ser atendidos bajo el agua, por lo que podríamos llamar negligencia administrativa ya que las crecientes en dicho municipio no son repentinas lo que da espacio a la toma de medidas.
Hoy el panorama que se vislumbra en la población es la posible organización de sus labriegos en la puesta en marcha de un paro cívico por una atención en salud digna para la población.

En las imágenes se evidencian soportes de lo dicho.

No hay comentarios

Dejar respuesta