La Educación Superior llega a 49 jóvenes víctimas en Antioquia.

0

Las víctimas que apliquen a este beneficio podrán estudiar gratuitamente siempre y cuando sostengan durante sus semestres académicos el promedio de 3.5 en cada uno de ellos, con el fin de obtener su título sea profesional, técnico o tecnólogo.

49 jóvenes víctimas de Antioquia accedieron a la oportunidad de estudiar carreras, técnicas o tecnologías en instituciones formales avaladas por el Ministerio de Educación Superior y gracias al ICETEX.

La Unidad para las Víctimas, junto a la Alta Consejería para los Derechos de las Victimas, la Paz y la Reconciliación y la Secretaría de Educación les brindarán un recurso de sostenimiento correspondiente a 1.5 salarios mínimos legales vigentes, que se entrega por semestre para que las jóvenes víctimas puedan desplazarse a sus lugares de estudio.

Las víctimas que apliquen a este beneficio podrán estudiar gratuitamente siempre y cuando sostengan durante sus semestres académicos el promedio de 3.5 en cada uno de ellos, con el fin de obtener su título sea profesional, técnico o tecnólogo.

Esta joven víctima, que a sus 28 años de edad no se da por vencida luego de sufrir varios episodios en los que la violencia ha afectado en varias ocasiones su vida y la de su familia, señaló que “actualmente preparo fragancias y eso es un sustento para mi familia; aunque tengo el apoyo del papá de mis hijos, que también trabaja, no es suficiente pero de algo vivimos para tener el sustento diario, y sé que la educación que yo pueda tener es un ejemplo que le doy a mis cuatro hijos, siendo ese el mejor futuro que yo les pueda brindar”.

Para Tamayo su vida no ha sido fácil ya que desde corta edad la violencia ha estado latente en su camino, “fui víctima del conflicto armado desde los 3 años de edad, terminé mi bachillerato en Medellín, pero cuando mi padre murió a mis 15 años me fui para Tumaco Nariño a trabajar, desde allá le ayudaba económicamente a mi madre y a mis hermanos, pero estando allá me encontré de nuevo con la violencia toda vez que la guerrilla me cortó los dedos de la mano y perdí un bebé a raíz de los golpes. Regresé a Medellín en búsqueda de nuevos horizontes por lo que inicié estudios técnicos y de nuevo la violencia tocó la puerta de mi vida porque grupos delincuenciales mataron a mi hermano en mi presencia y me dejaron herida estando embarazada otra vez”.

Pero a pesar de todo lo que le ha tocado vivir a esta chocoana valiente, lo único que tiene en su mente es su aliento de superación con lo que afirma que “vivo en una casita humilde pero quiero mejorar esa situación, y entendí que la mejor manera de hacerlo es retomando mis estudios para poder acceder a un empleo estable con el que pueda tener un buen ingreso económico y brindarles un futuro a mis hijos”.

Para Jorge Mario Alzate, director Territorial de la Unidad para las Víctimas en Antioquia, “es gratificante poder saber que estos jóvenes victimas tendrán la oportunidad de acceder a la superación de su calidad de vida mediante la educación superior que es otra de las maneras en la que las victimas pueden sentirse reparadas y con esto podrán estar más calificados para aplicar a un empleo formal y estable”.

Los 49 jóvenes beneficiados de esta oportunidad académica pertenecen a los municipios de Turbo, San Roque, Apartadó, Medellín, San Francisco, Dabeiba, Santa Fe de Antioquia, San Carlos, Amalfi, Peque, Bello y Campamento.

Así mismo las instituciones de educación superior en las que se van a desarrollar las actividades académicas son Universidad de Antioquia, Universidad San Buenaventura, Tecnológico de Antioquia, Universidad Nacional y la Universidad de Medellín.

No hay comentarios

Dejar respuesta