La política y el Municipio de Riosucio.

0

Por: Nayith Farith Moreno
Una palabra de ocho letras que encierra gran parte del atraso de este pueblo.
Uno de los significados de esta palabra es la actividad de los que gobiernan o aspiran a gobernar los asuntos que afectan a la sociedad o a un país.
Riosucio cumplirá 500 años de su creación y para entonces seguiremos estando todavía lejos del tan anhelado sueño de ver un municipio desarrollado. “La tan trinada promesa del incumplido desarrollo, que ha entrado a la política Riosuceña en reiteradas elecciones, se ha estado prorrogando durante años una y otra vez por distintas razones: políticos embusteros, promesas inalcanzables, corrupción, campañas millonarias, abandono estatal y el toque crucial, un pueblo conforme ante el abandono y la corrupción que lo tiene sumido en el atraso.
Los buenos hijos de Riosucio coincidimos en que debe haber un cambio ¡YA! pero para muchos solo queda en una coincidencia porque no hacen nada para contribuir a que tengamos una mejor calidad de vida, nuestro desarrollo no solo depende de buenos políticos, también depende de ese gran reto que nuestra gente tome un poco más de sentido de pertenencia y que entre todos aportemos nuestro grano de arena para empezar a construir ese pueblo que todos merecemos.
Riosucio cuenta con gente humilde trabajadora, pero desafortunadamente tiene casi todas las necesidades básicas insatisfechas, su juventud a riesgo de sumirse en la drogadicción y el alcoholismo, cuenta con el gran precedente que la mayoría de sus alcaldes terminan presos por problemas de corrupción.
Generalmente pasados tres años de la gestión de algunos alcaldes, muchos de ellos no han cumplido con las promesas que hicieron en campaña porque hacen de la mentira un lema que a lo largo de los años se está volviendo común en la mayoría de los gobernantes de esta región.
Se avecinan nuevas elecciones y con ellas la amenaza de la cajita de mentiras vuelve a la práctica, hoy es común ver el choque de candidatos feriándose los votos de esta población; lo que no ha sido habitual es que se hagan ferias de obras e inversiones sociales que beneficien a esta comunidad.
La mayoría de la clase política de nuestro país siempre ha conocido las dificultades que padece riosucio (inundaciones, zancudos, problemas en la vía, inseguridad, entre otras) las cuales no son obstáculos en las épocas electorales, pero una vez son elegidos se convierten en una excusa para cumplir algunas promesas de campañas.
Otro escenario es la gran carrera por llegar a la alcaldía de Riosucio, carrera en la cual pocas veces gana el pueblo pues ya son 10 los alcaldes por elección popular y aún seguimos con la mayoría de las necesidades insatisfechas ¿será que lo vivido le servirá a la sociedad Riosuceña para tomar buenas decisiones en materia electoral?

No hay comentarios

Dejar respuesta