Mediante un “convite”, en Paquemás la comunidad se une para concretar obras en su beneficio.

0
45

El convite es una de las tradiciones más populares en Paquemás, vereda del municipio de Turbo, en el Urabá antioqueño, y en las comunidades rurales. Consiste en unir a una comunidad en torno a una paila u olla colectiva para concretar una obra o proyecto en común.

El convite que empezó a las ocho de la mañana y se extendió hasta las dos la tarde, fue planeado por la comunidad y apoyado por instituciones como Pastoral Social, SENA, Alcaldía de Turbo y la Unidad para las Víctimas, para coordinar actividades encaminadas al arreglo de una vía y reunir a cerca de 100 personas de la vereda Paquemás, en Turbo, Antioquia.

Esta práctica se constituye en una de las tradiciones más populares en Paquemás, y en las comunidades rurales. Cuentan que a punta de convite y mingas en la región se han construido vías, puentes, escuelas, pero debido al conflicto armado esta actividad se había acabado.

“Somos 114 familias adjudicadas por el desparecido INCORA en 1994, hubo un hecho victimizante por medio del conflicto armado que llegó a Urabá entre el 95 y el 97; la vereda fue desocupada totalmente, hoy ya hemos recibido 39 sentencias que han beneficiado alrededor de 52 familias” cuenta Nubia Vera, lideresa del comité de impulso.

“Los convites le han permitido a este sujeto de reparación colectiva reunir a la comunidad en torno a un sancocho, contar nuevas historias, y combinar la pala con el diálogo; esto es muy importante porque es recuperar las costumbres, nosotros anteriormente hacíamos estos convites, las ollas comunitarias, estamos volviendo a esas tradiciones y que esos convites nos sirvan para mejorar la vía y ayudarnos mutuamente en la vereda, los vamos a seguir haciendo”, agregó Nubia.

En la actualidad, Paquemás ha notado la presencia institucional como parte de la reparación colectiva, según la lideresa del comité de impulso: “además de hacer parte del proceso de restitución de tierras, recibimos apoyo internacional para proyectos productivos como plátano, y para actividades como la ganadería, la llegada de la luz eléctrica para un importante sector de la comunidad, 26 viviendas adjudicadas a través del Banco Agrario, y se esperan otras por parte de la gobernación; esperamos avanzar en otros proyectos”, continúa.

La directora territorial de la Unidad para las Víctimas en Urabá Darién, Elizabeth Granada Rios, explicó: “esta es la implementación de una acción de satisfacción del Plan de Reparación Colectiva de Paquemás, el cual fue aprobado en noviembre de 2015. Estamos avanzando y ante todo coordinando, con las demás entidades del sistema que hacen parte de la reparación integral, este proceso que requiere el concurso y la voluntad de la institucionalidad, para la implementación del mismo”.

La Unidad para las Víctimas es la coordinadora del Sistema Nacional de Atención y Reparación Integral a las Víctimas (SNARIV) que está integrado por 53 entidades del Estado.

No hay comentarios

Dejar respuesta