Comunidad en Mutatá se beneficia con mejoramiento de vía como parte de su reparación.

0
173

Tres kilómetros de esta vía fueron intervenidos en la vía que lleva de la cabecera municipal de Mutatá hacia la vereda Caucheras, en Antioquia. Permitirán la reactivación socioeconómica de la comunidad, sujeto de reparación colectiva, que ahora podrá transportar los productos de cosecha para comercializarlos. El Plan de reparación integral fue aprobado en 2015 y lo acompaña la Unidad para las Víctimas.

Mediante un trabajo articulado entre el Ejército Nacional, la Alcaldía de Mutatá y la comunidad fue adecuado y entregado de manera formal un trayecto conocido como Villanueva, en la vía terciaria que comunica a la comunidad de la vereda Caucheras con el centro urbano del municipio antioqueño.

Los tres kilómetros de vía intervenidos permitirán la reactivación socioeconómica del sujeto de reparación colectiva, facilitándole a la comunidad el transporte de los productos de cosecha para comercializarlos. La vereda está separada de la cabecera municipal por alrededor de 15 kilómetros.

El acto de entrega de la obra fue una caminata que inicio en el trayecto recién adecuado de Villanueva, y culminó con actos protocolarios y culturales en la institución educativa Caucheras, con la participación del alcalde municipal, Jairo Ortiz Palacios, miembros del Ejército y la Policía Nacional, la directora de la Unidad para las Víctimas en la territorial Urabá-Darién, Elizabeth Granada Ríos, y la comunidad de la vereda.

El colectivo de Caucheras participó activamente en estas adecuaciones mediante el suministro de materiales, facilitando así el trabajo a las entidades vinculadas, las cuales suplieron los demás requerimientos como de insumos, maquinaria, mano de obra, aspectos técnicos indispensables para hacer posible este mejoramiento.

“Muchas gracias a la alcaldía municipal, al Ejército, a la Unidad para las Víctimas, por el trabajo realizado en esta vía; es muy importante para la comunidad a la cual les digo que esta reparación colectiva no es para dos o tres, es para el beneficio de las 1.200 personas que pertenecen a ella; debemos aprovechar todos los espacios de participación para luchar por una Colombia en paz”, fueron las palabras de Adriana Sepúlveda, integrante del comité de impulso del colectivo.

Esta actividad hace parte del Plan de Reparación Colectiva, aprobado en el año 2015, el cual desde ese instante ha sido acompañado por la Unidad para las Víctimas, en articulación con entidades del Sistema Nacional de Reparación Integral a Víctimas (SNARIV).

El alcalde de Mutatá expresó ante la comunidad de Caucheras: “nuevamente estamos acá, apoyándolos, hoy es un día histórico, tanto el gobierno Nacional, como el municipal y departamental estamos haciendo presencia, sepan que cuentan con nosotros, hoy hay leyes en trámite buscando reparar a esta y otras comunidades de Colombia, del daño que recibimos del conflicto armado”.

El colectivo de Caucheras está integrado por alrededor de 600 familias que habitan la vereda y desde hace décadas se destacan por su dinamismo productivo en el ámbito agrícola y ganadero.

“Con este mejoramiento se favorece a varias familias que tienen sus parcelas en ese sector Villanueva; la gente quedó contenta, esperamos que se avance en otros trayectos que conectan a las fincas con Bajirá, otras vías alternas importantes”, dijo Manuel Asprilla, integrante del comité de impulso.

El nombre de Caucheras hace referencia al cultivo del caucho, actividad que se vio quebrantada al ser despojados los campesinos de sus tierras.

La Unidad para las Víctimas inició este proceso en el año 2014. La reparación colectiva ha permitido devolver el arraigo a la población retornada a sus tierras y mediante la estrategia “Entrelazando”, la Unidad ha contribuido a la reconstrucción del tejido social de quienes resolvieron comenzar de nuevo en sus antiguas fincas.

La comunidad ha tenido grandes dificultades y en la actualidad espera que las medidas que fueron concertadas sigan prosperando: “estamos muy bien, creímos que estábamos olvidados pero la Unidad nos está mostrando que no es así y que vamos avanzando en este proceso”, agregó Adriana Sepúlveda.

Por su parte la directora territorial Urabá-Darién de la Unidad, Elizabeth Granada, reafirmó su compromiso con el sujeto de reparación colectiva, “este evento hace parte de actividades que tenemos dentro del plan de reparación colectiva, concertado con ustedes, y con esto buscamos que en el colectivo tengan mejoras, facilidades para sacar sus productos”.

“La idea es que avancemos y sigamos adelante, que los hechos vividos en el pasado no trunquen nuestro futuro, este es un esfuerzo mancomunado entre la administración municipal y el Ejército, encaminado a restablecer sus derechos”, precisó la funcionaria.

No hay comentarios

Dejar respuesta